¿Porqué un Observatorio de la Vivienda en Puerto Rico?

Mensaje de la Editora del Observatorio, Kamil Gerónimo, también colaboradora en  Persar Urbano

Las preguntas de diversa índole sobre la iniciativa no se han hecho esperar. Por esta razón, decido contar la historia -motivos y propósitos- que inspiraron la fundación de un observatorio de la vivienda en la Isla de Puerto Rico y cada uno de sus atributos.

Si bien el evento detonante fue uno, la idea trae cola. Resulta que hace algunos meses llevaba pensando qué hacer ante el cúmulo de noticias, eventos, iniciativas, experiencias profesionales y voluntarias de colegas alrededor del tema de vivienda, desde una perspectiva de derechos humanos dispuesta a trascender la denuncia.

Sí, mucho de estos aspectos no forman parte de las crónicas de prensa de nuestro país. Pero aquí no acaba el asunto;  bastante de lo que sí llega a ser publicado no se problematiza desde una lectura crítica e inter-seccional, con la que podríamos explorar la raíz de esta problemática incorporando las perspectivas de género, raza, edad, nacionalidad, ambiente, y más. Lecturas como éstas son necesarias y urgentes para entender como el derecho a la vivienda se inter-relaciona a su vez otros derechos humanos. Aquí tampoco acaba el asunto. Y es que no se llegaría muy lejos en materia de transformación si, luego de satisfacer la curiosidad intelectual, carecemos de compromiso político para articular posibles marcos de acción.

Ciertamente esos procesos descritos no son lineales, estar informado/a es una constante permanente tanto en la teoría como en la práctica, de la cual se generan nuevas experiencias a ser sistematizadas para alimentar los conocimientos que se han ido construyendo. Quise que el Observatorio sirviera de herramienta a cada uno de estos aspectos. Comienza operando como un foro social de carácter virtual en el que no sólo se publican o se comparten noticias, sino que se invita a la población a reseñar acontecimientos inéditos, compartir documentos, hacer denuncias, analizar planes de vivienda o políticas habitacionales y presentar investigaciones sobre el tema en sus diversas manifestaciones.

El Observatorio no pretende limitarse a los medios tradicionales, sino que pretender incorporar la diversidad de conocimientos, sus niveles y las destrezas que permitirían a determinada población participar del foro. Así, trabajé una bienvenida de tipo universal tanto a toda persona que desee expresarse, como al idioma, medio o formato en que lo desee. Serán aceptadas colaboraciones escritas, fotográficas y audiovisuales en la forma de relatos, resumen, entrevistas, entre otros. Lo que pretendo con esto es promover una plataforma que haga disponible la información, de forma que pueda ser accesible a quien la necesite, no la conozca o pueda beneficiarse de contar con un banco de datos actualizado sobre el tema. Regar la voz será posible, a través de las redes sociales que ya han sido vinculadas al observatorio y que a su vez son seguidas por personas, grupos, instituciones  y/o campañas de intereses afines mediante el uso de etiquetas o hashtags.

Es innegable que un discurso hegemónico bautiza la forma en la que hemos conocido esta y otras materias de la vida cotidiana. La propuesta entonces vira la tortilla a estos discursos, permitiendo que otras lecturas comprometidas con los mejores intereses de bien común del Pueblo tengan un espacio. Por esta razón, trasciende los organismos gubernamentales  y las versiones oficiales del Estado o las corporaciones, para que sujetos/as, grupos, asociaciones, comunidades organizadas, cooperativas y otras organizaciones sociales, políticas y culturales, tengan un decir y a su vez den a conocer sus experiencias y desafíos de cara al asunto vivienda. No se limita a la discusión nacional urbana, sino que aborda las zonas rurales y el escenario internacional.

Un elemento cognitivo se añade al Observatorio para ejercitar nuestro registro y memoria espacial. Cada entrada está etiquetada según el lugar o lugares, a los que se hace referencia en el contenido. Un mapa ubicado en la página principal permite identificar dónde van aconteciendo los eventos por medio de marcadores. Las geo-referencias indicarán los pueblos, barrios, ciudades y países reseñados a través de todo el Observatorio.

Participar del espacio es simple. Va desde la suscripción gratuita para recibir las nuevas publicaciones, hasta el compromiso con el Observatorio. Hay quienes quisieran publicar sólo una vez y también quienes quisieran hacerlo con frecuencia. Por otro lado, hay quienes quieren colaborar en actividades, tertuliar sobre el tema o simplemente sugerir eventos. También hay quienes sólo quieren opinar sobre algo que se ha publicado. Todos estos tipos de participación son bienvenidos. La página es amigable, en el sentido de guiar a los observadores/as según sus propósitos. Aun así, cualquier duda podrá ser dirigida al observatoriodeviviendapr@gmail.com.

Por lo pronto, estaré editando ortográficamente el material que me sea enviado, así como satisfaciendo mi curiosidad intelectual con material inédito sobre desahucios, ocupaciones y cooperativas de vivienda, que recién me han hecho llegar quienes se han estimulado con el proyecto. ¡Claro que se vislumbra candela!; mediante articulaciones a proyectos, establecimiento de círculos de tertulia y convocatoria de eventos. Pero para caminar con firmeza, hay que dar un paso a la vez. Y me siento muy feliz de la positiva respuesta y acogida que va teniendo. Apenas a dos semanas de su fundación, cuenta con 326 visitas, algunas suscripciones y 4 colaboradores/as. ¡Enhorabuena!

Anuncios